Derecho 1

20 0

La Constitución

Una constitución es un acuerdo de reglas de convivencia, es decir, una forma de pacto político y social. Se llama así porque integra, establece, organiza, constituye las normas que rigen a la sociedad de un país.

Una constitución ‘viva’ se construye, funciona y evoluciona por el trabajo de los ciudadanos y de sus representantes; si no conocemos ni reclamamos nuestros derechos, entonces se puede decir que no hay una constitución viva.

Objetivos de una constitución

La constitución tiene como objetivo constituir un Estado, organizarlo y ponerle límites al poder. Igualmente sirve para garantizar la dignidad de las personas.

Existen otros objetivos que persigue, podemos agrupar de la siguiente manera:

  • Convoca, conjunta y ensambla a la sociedad de un país.
  • Incluye a toda persona, grupo, sector, segmento, región, identidad o cultura.
  • Asegura la vida comunitaria, el orden, así como las libertades individuales y colectivas.
  • Reconoce los derechos con los que nacen las personas y garantiza su cumplimiento.
  • Organiza el ejercicio de los poderes del Estado para aplicar esas leyes, función del Poder Ejecutivo, resolver los conflictos en la aplicación de esas leyes, de lo que se encarga el Poder Judicial
  • Conjunta y ordena la interacción de los tres órdenes de gobierno, que son el federal, el estatal y el municipal.) crear leyes, o sea el Poder Legislativo
  • Finalmente, busca la prevalencia de valores, principios, guías y normas de conducta, que son la suma de derechos y responsabilidades de cada habitante de un pais .

Antecedentes Históricos.

Las herramientas jurídicas con que actualmente cuenta México para hacer efectivos los derechos humanos, son el resultado de lo que paulatinamente se ha ido plasmando en la constitución como producto de movimientos sociales, a continuación se hace una breve reseña de los momentos y documentos históricos que han conducido al Estado mexicano a su legislación actual.

Constitución de Cádiz de 1812. Esta constitución no contenía un apartado especial que reconociera los derechos humanos, sin embargo, varios de ellos como la igualdad, la libertad, la seguridad jurídica, la propiedad, algunos derechos políticos y otros en materia educativa, podían ser identificados de manera dispersa a lo largo del texto.

Constitución de 1814, también conocida como la Constitución de Apatzingan y oficialmente titulada Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana. Este documento fue inspirado en los “Sentimientos de la Nación” de José María Morelos y Pavón, recoge además los principios de la Constitución de Cádiz y del modelo liberal-democrático de la Constitución Francesa, y reconoce los derechos laborales además de los derechos humanos mencionados en Cadiz.

Constitución de 1824. El contenido de esta constitución gira en torno a la organización y división del poder del Estado. No tuvo un apartado especial para el reconocimiento y tutela de los derechos ya que delegaba a las constituciones locales su enunciación.

Las Siete Leyes Constitucionales de 1836. Cuando Antonio López de Santa Anna llega al poder asumiendo un rol conservador, abroga la legislación anterior por ser de un carácter eminentemente liberal y procede a estructurar el Estado en una república centralista cuyas bases fueron sentadas en las  siete leyes constitucionales de 1836. En este ordenamiento si existió un apartado especial para los derechos, la primera de las siete leyes se titulaba “Derechos y obligaciones de los mexicanos y habitantes de la república”, y reconocía los derechos de nacionalidad, igualdad, libertad, propiedad, seguridad jurídica y derechos políticos; sin embargo, seguían sin ser reconocidos el derecho a la libertad de culto y creencias, y continuó la obligatoriedad de la religión católica impuesta desde la constitución de 1824. Cabe mencionar que en general, se limitó en gran medida el reconocimiento a los derechos de las personas en razón de su condición.

Acta Constitutiva y de Reforma de 1847. Durante la intervención norteamericana se declaró la vigencia nuevamente de la constitución de 1824 de carácter federalista y se le adiciona el acta constitutiva y de reformas del 21 de mayo de 1847 formulada por Mariano Otero. La trascendencia de ello fue la implementación a nivel federal del juicio de amparo como un control de garantía de los derechos humanos, cabe mencionar que desde 1841 esta figura ya había sido propuesta a nivel local en el estado de Yucatán y  originalmente en las “Bases Orgánicas de la República Mexicana”.

Constitución de 1857. Después del cese del poder de Antonio López de Santa Anna, quedó como presidente sustituto Ignacio Comonfort, quien el 05 de febrero de 1857 firmó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1857, de corte liberal y federal; su capítulo primero, denominado “De los derechos del Hombre”, reconocía los derechos a la libertad de expresión, asociación y portación de armas; reafirmaba la abolición de la esclavitud y eliminaba la prisión por deudas civiles, las formas crueles de castigo y la pena de muerte; de igual manera, prohibió los títulos de nobleza y se establecieron los principios de legalidad e irretroactividad; sin embargo, siguieron sin tratarse los temas referentes a los derechos de la mujer y la libertad de creencias.

Constitución de 1917. Durante la época del porfiriato en México, el presidente concentró las atribuciones de los tres poderes, situación que condujo a la revolución de 1910 encabezada por Francisco I. Madero quien logró quitar a Porfirio Díaz del poder y llegar a la presidencia. Después del asesinato de Madero y de su vicepresidente Pino Suárez, se produce la revolución constitucionalista encabezada por Venustiano Carranza y por su triunfo se promulga la constitución de 1917.

 Esta constitución dejó intocados los principios básicos de la constitución de 1857 como la soberanía popular, la división de poderes y los derechos individuales, pero se agregaron además un catálogo de derechos sociales que colocaron a la constitución mexicana en pionera de la materia a nivel mundial al reconocer derechos a los campesinos, los trabajadores y en materia de educación. E

Esta constitución ha sido objeto progresivamente de diversas reformas en materia de amparo y derechos humanos, y sin duda la mayor de ellas la efectuada el 10 de junio de 2011 por medio de la cual se constitucionaliza el término de derechos humanos y se otorga un rango prevalente a los tratados internacionales de la materia, con lo cual se convierte en mandatos imperativos que obligan a todas las autoridades a su observancia y garantía, con lo cual se sientan las bases para el reforzamiento tanto del sistema jurisdiccional como no jurisdiccional de los derechos humanos.    

PARTES DE LA CONSTITUCIÓN

Parte dogmática

En su parte dogmática, la Constitución de 1917 establece de manera no limitativa los derechos y libertades con los que cuenta el pueblo mexicano. También establece las limitantes a la acción del poder público frente a los derechos fundamentales consagrados en el texto constitucional.

El Título primero está dividido en cuatro capítulos, que contiene 38 artículos

  • Capítulo Iː De los Derechos Humanos y sus Garantías (Del artículo 1° al 29).
  • Capítulo IIː De los Mexicanos (Del artículo 30 al 32).
  • Capítulo IIIː De los Extranjeros (Artículo 33).
  • Capítulo IVː De los Ciudadanos Mexicanos (Del artículo 34 al 38).
Parte Orgánica

La parte orgánica de la Constitución de 1917 enuncia la organización de los poderes públicos con sus respectivas competencias, así como la idea de la soberanía nacional y la forma de gobierno. Además, contiene un capítulo que indica las partes integrantes de la federación. En esta parte también se consagra la división de poderes y se señalan las responsabilidades de los funcionarios públicos.

El título segundo está dividido en dos capítulos que contienen 10 artículos (del 39 al 48).

El capítulo I trata de la soberanía nacional y de la forma de gobierno

El capítulo II trata de las partes integrantes de la federación y del territorio nacional.

El título tercero está dividido en cuatro capítulos que contienen 58 artículos (del 49 al 107). El capítulo I trata de la división de poderes, el capítulo II trata del poder legislativo, el capítulo III trata del poder ejecutivo, el capítulo IV trata del poder judicial.

El título cuarto contiene 7 artículos (del 108 al 114) y trata de las responsabilidades de los servidores públicos y patrimonial del Estado.

El título quinto. contiene 8 artículos (del 115 al 122) y trata de los estados de la federación y de la Ciudad de México.

El título sexto contiene 1 artículo (el 123), que trata del trabajo y de la previsión social.

El título séptimo contiene 11 artículos (del 124 al 134) y trata de las prevenciones generales. Los artículos más relevantes del título séptimo son: estados, los municipios, el Distrito Federal.

El título octavo contiene 1 artículo (el 135), que trata de las reformas de la Constitución.

El título noveno contiene 1 artículo (el 136), que trata de la inviolabilidad de la constitución.

  • Artículo 136. Esta Constitución no perderá su fuerza y vigor, aun cuando por alguna rebelión se interrumpa su observancia.
Artículos Transitorios
Los artículos transitorios contienen 16 artículos que son normas jurídicas de carácter prescriptivo cuyo objeto es determinar el modo de aplicación de los artículos principales de la misma Constitución, con la diferencia de que el sujeto obligado son las autoridades que las han de aplicar. Se pueden interpretar como normas secundarias que asisten para la creación y la aplicación de los 136 artículos principales de la Constitución.

Referencias

www.diputados.gob.mx

www.mexicojustia.com

Olga Lidia Coronado Ramírez

Olga Lidia Coronado Ramírez

Originaria de Benito Juárez Sonora, curse mis estudios profesionales en Universidad de Sonora Campus Hermosillo obteniendo mi Licenciatura en Psicología Organizacional, La dinámica laboral me leva a realizar las especialidades en consejería familiar, manejo de la salud integral del adolescente, así como en arte terapia como herramienta terapéutica. Combinando mi labor como terapeuta y docente por los últimos 16 años.