BUENAS PRÁCTICAS TIPOGRÁFICAS

67 0

CÓMO USAR CORRECTAMENTE TIPOGRAFÍAS EN TUS PROYECTOS

Sea para un cartel, un logo o un panfleto, las tipografías de los textos que utilizas en tus diseños son muy importantes. Son las que se encargan de comunicar el mensaje escrito de tu elemento visual, además de transmitir ideas y valores asociados a tu imagen de marca. Pero, ¿sabes cómo usarlas correctamente en tus proyectos?

¿Qué es una tipografía? La RAE define tipografía como «Imprenta», «Modo o estilo de imprimir un texto» y como «Clase o tipos de imprenta».

Hoy en día, estas definiciones se han quedado un tanto obsoletas, ya que, al hablar de tipografía, nos referimos al tipo de letra que usamos para escribir un texto.

Existen dos tipos de tipografías:

Con serif: con rabillete en la forma de las letras, como puede ser la Times New Roman del Word

Sin serif: letras de palo seco, como ésta misma que estás ahora viendo o la Arial

La primera es más clásica y se suele preferir para textos impresos largos, como en novelas y revistas. Mientras que la segunda es más moderna y minimalista, más usada en dispositivos digitales ya que cansa menos a la lectura.

Existen otros tipos que están muy de moda:

Slab serif: una versión moderna de las letras serif con el rabillete más cuadrado

· Script: las que imitan a la escritura a mano, muy en boga gracias allettering o dibujo de letras.

· Display: estas tipografías se usan principalmente para carteles y rótulos ya que suelen ser de gran formato. Buscan impactar y ser legibles a distancia.

¿Cómo elegir una tipografía?

Si no tienes nociones de diseño, te recomendamos acudir a un profesional ya que, trabajar con tipografías es mucha difícil de lo que parece.

Sin embargo, si tienes algunas nociones y quieres realizar algunos diseños para un proyecto o para tu empresa, aquí tienes algunas recomendaciones sencillas para elegir una tipografía.

  1. ¿Para qué la necesitas? Varía mucho el tipo de letra que puedes usar para un logo, un titular o el cuerpo de un texto. En los dos primeros casos, mejor usar una letra llamativa, que tenga fuerza; mientras que en los textos explicativos o descriptivos, mejor privilegiar la legibilidad.

2. ¿Quién lo va a leer? Al igual que tu producto o servicio, el mensaje escrito que quieres comunicar en un diseño se dirige a un público objetivo.

Por tanto, define los gustos de esas personas y elige una tipografía en adecuación con ellos para que les llame la atención. No es lo mismo escribir para niños que para universitarios, por ejemplo.

3. ¿Qué quieres comunicar? En relación con el punto anterior, tienes que prestar atención a la sensación que transmite la letra de tu mensaje. ¿Es llamativa o discreta? ¿Es dramática o minimalista? ¿Es clásica o moderna? 4. ¿Qué rodea el texto escrito? La tipografía es un elemento del diseño. Es importante tener en cuenta las imágenes, los colores, los logos e iconos, el formato y donde se verá la composición para poder adaptarla y mantener unidad y coherencia en el diseño. Sin olvidar que se tiene que leer lo que está escrito.

¿Cómo usar correctamente las tipografías? Tanto en la elección o en la combinación, es necesario seguir una serie de pautas.

1. Elige una familia tipográfica. Es el conjunto de tipografías basadas en una misma tipografía y que varía manteniendo sus características.

Es decir, las variaciones en ancho y grosor de las letras de una misma tipografía.

2. Evita tipografías cursivas, negritas y mayúsculas. Sabiendo que existen familias, en vez de elegir un tipo de letra en cursiva o en negrita, es preferible elegir una letra que ofrezca diferentes diseños que nos permita jugar con ella sin perder de vista la coherencia.

3. Elige con criterio. Como lo hemos visto antes, es imprescindible elegir una tipografía relevante para tu mensaje escrito como implícito. Puedes acudir a Google Fonts para seleccionar y descargarte la tipografía que mejor se adapta a tu diseño.

4. Que sea siempre legible.

Las tipografías son ante todo letras que conforman textos.

· Es por tanto necesario que este mensaje escrito se pueda leer claramente y correctamente.

Aunque te guste mucho una tipografía Script, si ves que no puedes leer el texto, mejor opta por una serif.

Un buen diseño es el que alcanza correctamente al objetivo.

5. No abuses del espaciado. Si sabes usar programas de edición como InDesign, sabrás lo que es el kerning. Es el espacio que hay entre las letras y también su altura. Jugar con esos espaciados de las letras puede ser socorrido para encajar el texto en el diseño.

darán cuenta y solo transmitirás una sensación poco profesional en tu mensaje.

6. Cuida los colores y fondos.

El texto forma parte de un diseño con sus diferentes elementos. Es importante que la tipografía se adapte a ellos sin perder de vista la legibilidad. Intenta buscar el contraste entre el color de las letras y el fondo para que éstas resalten y se puedan leer.

7. Recuerda jerarquizar las tipografías.

Combinar tipografías puede ser un trabajo de alto riesgo. Por tanto, es mejor combinar dos tipografías, una llamativa para los titulares y otra sobria para el texto, guardando en mente la armonía entre ambas.

Si no te quieres arriesgar, jugar con las familias tipográficas es la mejor solución. Solo tienes que elegir una versión más llamativa y otra sencilla de un mismo tipo de letras.

Y si tenemos que darte un último consejo para usar correctamente tipografías en tus proyectos, piensa en la máxima de Coco Chanel: «Menos es más».

Gilberto Quijada Quezada

Gilberto Quijada Quezada

Ing. Industrial , Docente

Deja un comentario