Elaborar mensajes tomando en cuenta las diferencias del marco de referencia

49 0

Imagina la situación: Llegas a tu casa por la tarde y encuentras a tu papá hablando con una persona desconocida. Entras a la sala y te preguntan: “Entonces…. ¿aceptas?”. A continuación comenzarás a hacerte una serie de preguntas:

¿De qué hablan? ¿Quién es esta persona desconocida? ¿Qué tipo de relación tiene esta persona con mi papá? ¿Qué trato es el que me están ofreciendo? ¿Por qué esta persona está aquí?

En una situación como ésta, es necesario ponerse al tanto de las condiciones en que había transcurrido la conversación antes de que llegaras para saber qué significado tiene la pregunta “¿aceptas?”.

En el campo de la comunicación, estas condiciones que rodean al intercambio de mensajes se conocen como el contexto o marco de referencia.

De acuerdo a María de Lourdes Cuevas, el contexto es el marco de referencia en que se desarrolla la comunicación con el fin de que adquiera sentido.

 El contexto nos indica cómo, cuándo, dónde, en qué época, lugar y frente a quiénes se efectúa el acto comunicativo.

Cuando no conocemos el contexto, los mensajes nos resultan incomprensibles o pueden interpretarse de diferentes maneras, de acuerdo con la personalidad o actitud del receptor.

El contexto es el escenario en el que se lleva a cabo la comunicación, son todas aquellas circunstancias que rodean y acompañan a los participantes del acto comunicativo.

Estos escenarios pueden separarse e identificarse.

Escenarios implícitos en el contexto:

Físico: se refiere al lugar y a las condiciones ambientales en que se desarrolla el acto comunicativo.

Aquí se toman en cuenta la hora, temperatura, iluminación, el ruido, la distancia que separa a los participantes, los muebles, etcétera.

Social: Toma en cuenta el tipo de relación que tienen las personas que participan en el proceso comunicativo, por ejemplo, si son familiares, compañeros de trabajo o compañeros de escuela.

Histórico: Este escenario toma en cuenta que emisor y receptor comparten un antecedente de la situación comunicativa.

Psicológico: este escenario se refiere al estado emocional que las personas aportan al comunicarse: alegre, triste, tenso, relajado, etcétera.

Cultural: Está conformado por los valores, las creencias y actitudes de las personas; todo lo que ayuda a interpretar los mensajes.

Bibliografía

BERLO, David. El proceso de la comunicación, introducción a la teoría y la práctica, El Ateneo, Buenos, Aires, (2004)

Gilberto Quijada Quezada

Gilberto Quijada Quezada

Ing. Industrial , Docente