Aparatos y Sistemas del cuerpo humano.

24 0

Características y función.

El cuerpo humano es una maquinaria altamente especializada y perfectamente coordinada entre todos y cada uno de los sistemas que lo integran, su estructura está interconectada entre cada célula, tejido, órgano y sistema, que le permite un funcionamiento correcto y, por lo tanto, el equilibrio o la homeostasis para adaptarse y subsistir.

El organismo es vulnerable a enfermarse cuando la homeostasis o el equilibrio se pierden, e incluso esto puede llevar a la muerte. Es importante conocer el funcionamiento de sus estructuras para cuidarlas y mantenerlas en estado de salud óptimo.

A continuación presentaremos algunos de eso sistemas y aparatos corporales más importantes para el cuerpo humano.

Sistema Tegumentario.

El sistema tegumentario está formado por la piel y sus anexos. La piel o tegumento es el órgano que delimita el cuerpo de un ser vivo, es decir, cubre su superficie exterior y es la primera barrera protectora del organismo. En la piel colaboran distintos tejidos para realizar sus funciones especializadas, entre las que se encuentran:

• Ser permeable, esto lo permite su epitelio. Tener resistencia mecánica proporcionada por una matriz extracelular compuesta por fibroblastos (célula alargada). Necesita irrigación sanguínea para el intercambio de sustancias a través del tejido epitelial de los vasos sanguíneos.

La piel está constituida por tres capas: un epitelio, la epidermis, que es el tejido especializado de este órgano (parte externa); un tejido conjuntivo que es la dermis (parte media) y la hipodermis (capa más profunda).

Capas de la piel

Sistema Muscular

El sistema muscular está formado por el conjunto de músculos esqueléticos cuya misión es el movimiento del cuerpo. Junto con los huesos forman parte del sistema locomotor, del cual es la parte activa, puesto que los músculos son los responsables de los movimientos de los huesos. Colabora también con las articulaciones y los ligamentos.

Los músculos responden a impulsos nerviosos, éstos viajan por nervios motores que terminan en los músculos. A la zona de contacto entre un nervio y una fibra muscular estriada esquelética se le conoce como unión neuromuscular o placa motora.

Entre las funciones del sistema muscular tenemos:

• El movimiento de alguna parte del cuerpo o de su totalidad. Producción de calor. Los músculos producen 40% de calor corporal en reposo y 80% en movimiento. Se encarga de mantener la postura. Expresar sentimientos, principalmente por los músculos de la cara.

Los tipos de músculos según su movimiento son:

• Flexores y extensores. Acercan o separan dos partes de un miembro.

• Abductores y aductores. Alejan o acercan partes móviles hacia un eje central.

• Rotadores. Hacen girar un hueso alrededor de un eje longitudinal.

• Elevadores o depresores. Levantan o bajan una parte del cuerpo.

• Esfínteres y dilatadores. Cierran o abren un orificio corporal.

Los principales músculos del cuerpo

Sistema esquelético

El sistema esquelético está formado por la unión de los huesos y las articulaciones que junto con el sistema muscular dan protección, sostén y movimiento al cuerpo humano con características adaptadas a las funciones que desempeña.

Huesos: Junto con los cartílagos, constituyen la parte rígida que da forma y sostiene al cuerpo. Sirven para proteger ciertos órganos como el corazón y los pulmones y además colaboran en la formación de células sanguíneas y en el almacenamiento de sales minerales.

Según su forma externa, los huesos se pueden clasificar en:

• Largos. Su función es la de “brazo de palanca”.

• Cortos. Poseen caras y bordes, su función es soportar presión/peso.

• Planos. Poseen caras, bordes, vértices: su función es de protección.

Componentes del esqueleto humano.

Esqueleto axial. Forma el eje central del cuerpo y está constituido por los huesos de la cabeza y los huesos del tronco, los cuales suman 80 en total.

Huesos de la cabeza. Son una serie de huesos planos que se unen entre sí, sin posibilidad de movimiento a excepción de la mandíbula
Huesos del cráneo.
Huesos de la cara.
Huesos del oído.
Huesos de hioides.
Huesos del tronco. Incluyen los huesos de la columna vertebral, el esternón y las costillas encargadas de proteger los pulmones y demás estructuras de la cavidad torácica. Suman 51 huesos.
Columna vertebral.
– Las costillas
– El esternón
Esqueleto axial.

Esqueleto apendicular. Está constituido por los huesos de la cintura escapular, miembros superiores, cintura pelviana y miembros inferiores, todos ellos unidos al esqueleto axial.

Huesos de la cintura escapular. Están formados por las clavículas en la parte anterior y por los escápulas en su parte posterior. Sirven para unir al esqueleto axial a través de la articulación del hombro.
Huesos de miembros superiores. Son de arriba hacia abajo, el húmero, el radio, el cubito y los huesos de la mano
Huesos de la cintura pelviana. Está formada por la articulación de los dos coxales, que son el resultado de la fusión de tres huesos: el ilion, el isquion y el pubis.
Hueso de los miembros inferiores. Son de arriba hacia abajo: el fémur, la tibia, el peroné
Esqueleto apendicular

Aparato digestivo

El aparato digestivo es aquel que incorpora nueva materia orgánica, realizando su digestión y posterior absorción, así como la defecación de sustancias no absorbidas.

En la boca inicia propiamente la digestión, los dientes trituran los alimentos y las secreciones de las glándulas salivales los humedecen e inician su descomposición química. Durante la deglución se conduce el alimento hacia el esófago y llega al estómago , que es una bolsa muscular de aproximadamente litro y medio de capacidad, cuya mucosa secreta el potente jugo gástrico.

El alimento es agitado en el estómago y se retiene a través de dos anillos de músculos circulares llamados esfínteres. El esfínter superior evita que el alimento y elácido estomacal se salgan hacia el esófago, en tanto que el estómago produce la masa; se abre un poco antes de tragar y permite que el alimento llegue al estómago. El segundo esfínter separa la porción del estómago del intestino delgado superior.

A la salida del estómago, el tubo digestivo se prolonga con el intestino delgado, en su primera porción o duodeno recibe secreciones de las glándulas intestinales, la bilis y los jugos del páncreas. Todas estas secreciones contienen una gran cantidad de enzimas que degradan los alimentos para que sean aprovechados los nutrientes.

El tubo digestivo continúa por el intestino grueso o colon hacia el recto que termina en el ano y es por donde se evacuan al exterior los restos (heces) compuestas de agua, desechos no digeribles, sales biliares y bacterias.

Sistema circulatorio o de transporte

El sistema circulatorio interviene en las defensas del organismo, regula la temperatura corporal, transporta hormonas, entre otras acciones.

Las funciones del sistema circulatorio son:

• Transporta oxígeno de los pulmones o branquias a los tejidos y el dióxido de carbono de estos a los pulmones o branquias. Transporta los productos de desecho y las sustancias tóxicas al hígado (para desintoxicarlos) y a los riñones (para expulsarlos). Distribuye los nutrimentos del sistema digestivo a las células del cuerpo. Distribuye las hormonas de las glándulas y órganos que las producen a los tejidos en los que actúan. Ayuda a regular la temperatura corporal mediante ajustes en el flujo sanguíneo. Ayuda a sanar las heridas y evita el sangrado mediante la creación de coágulos (sangre en estado sólido que permite sellar una herida). Protege al organismo de las enfermedades haciendo que circulen glóbulos blancos y anticuerpos.

El sistema circulatorio consta de tres partes principales:

• Una bomba, el corazón, que mantiene la sangre en circulación.

• Un líquido, la sangre, que sirve como medio de transporte.

• Un sistema de conductos, los vasos sanguíneos, que transportan la sangre de todo el cuerpo.

Vasos sanguíneos y componentes de la sangre

Anatomía del corazón - Onmeda.es
Corazón humano.

Recuerda que todos estos sistemas y aparatos trabajan de manera coordinada para el correcto funcionamiento del cuerpo. Por ello es importante mantener un estilo de vida saludable.

Fuente: Biología II, 2015, Telebachillerato Comunitario. Cuarto semestre

Yanet Gabriela Díaz Ozuna

Yanet Gabriela Díaz Ozuna

Licenciada en Psicología