Textos académicos

37 0

Los textos académicos son elaboraciones intelectuales que abordan un tema particular o profundizan en él, y lo hacen de una manera formal. El ámbito donde se emplean los textos académicos es la academia, es decir, aquellos espacios donde se adquiere y difunde conocimiento formal sobre determinada disciplina. Es durante los procesos de enseñanza y aprendizaje que se elaboran los textos académicos. Ello se hace con el objetivo de comunicar, difundir e intercambiar conocimiento, así como discutir acerca de este. Los autores de este tipo de textos suelen ser estudiantes, profesores e investigadores.

Características de un texto académico

Si hay algo que caracteriza a un texto académico es que este es el resultado de la realización de un trabajo intelectual llevado a cabo sistemáticamente. Para su creación, no bastará con las ideas que nosotros podamos tener acerca del tema sobre el cual queremos escribir, sino que necesariamente tendremos que consultar diversas fuentes . Producto de la consulta de dichas fuentes , las cuales deben ser confiables y académicas, es muy probable que tengamos que presentar opiniones de los distintos autores a los que hayamos leído. Ahora bien, nuestro trabajo no consistirá únicamente en la presentación de dichas opiniones, sino que tendremos que sustentarlas de la manera más razonable y rigurosa posible.

Es así que para la creación de este tipo de textos necesitaremos, además de contar con información para el desarrollo de nuestro tema, poner en prácticas ciertas habilidades discursivas tales como la síntesis, el análisis, la evaluación y, especialmente, la argumentación. A continuación, sintetizamos las características que debe reunir todo texto académico.

Ya que hemos señalado que un texto académico debe ser argumentativo, vamos a detenernos en esta parte del curso a estudiar los argumentos.

Estructura 

Texto académico

En líneas generales, los textos académicos suelen compartir la misma estructura, con algunas diferencias según la tipología a la que correspondan y sobre la cual trataremos en el siguiente acápite. A continuación, presentamos las partes que conforman la estructura de un texto académico y el orden en el cual se presentan.

 Introducción

En la introducción, el autor presenta el tema sobre el cual va a tratar, hace su declaración de intenciones, etcétera. Es a partir de esta primera parte del documento que el lector se forma una idea del texto que tiene en las manos y puede decidir si le interesa o no, si debe leerlo o no, si debe leerlo completo o no. Por lo general, esta parte es la última que se redacta, pues en ella decimos sobre qué vamos a hablar. Por tanto, para hacerlo correctamente, será necesario que tengamos nuestro texto terminado.

 Cuerpo

 En el cuerpo, el autor desarrolla propiamente el tema; para este desarrollo, se vale de la información que ha obtenido de las distintas fuentes que ha consultado. No solo expone lo hallado en las fuentes, sino que trabaja esa información, ya sea comparando posturas de distintos autores, mostrando sus propias opiniones, etcétera. Es aquí donde el lector podrá encontrar el desarrollo del núcleo argumental de la exposición.

 Cierre

 En el cierre, el autor presenta las conclusiones a las que ha arribado en su trabajo. Asimismo, puede presentar recomendaciones, sugerencias, etcétera. En esta parte, se dejan sentados los resultados de los análisis que se hayan hecho y es donde se consignan los conocimientos nuevos a los que se haya podido llegar en la investigación realizada. Ya que esta parte representa, en alguna medida, un balance de la investigación, podrían también dejarse abiertos nuevos temas que desarrollar en un futuro.

Referencia: https://sites.google.com/site/redaccionavanzada2013/22

Melissa Yulenny Yanajara Frías

Melissa Yulenny Yanajara Frías

Lic. En Educación Secundaria con especialidad en Historia de México y Universal. Maestra en Preparatoria Municipal "Omar Osvaldo Romo Covarrubias"