Vulcanismo

43 0

Vulcanismo

Otro agente formador del relieve es el vulcanismo, el cual es definido como el conjunto de procesos por los cuales el material ígneo asciende desde la astenósfera y es expulsado a la superficie de la corteza terrestre, la hidrósfera y la atmósfera.

La forma más representativa del vulcanismo es un volcán, el cual es la abertura de la corteza terrestre por donde emerge el material ígneo (magma, ceniza, gases, entre otros) procedente del interior de la Tierra. Los volcanes son el único sistema que comunica la superficie del planeta con los niveles profundos de la corteza terrestre. Además la mayor parte de los volcanes actualmente activos, aproximadamente un 60% se encuentran en las costas del océano Pacífico, en una zona denominada “Cinturón de fuego del Pacífico

Imagen 1. Cinturón de fuego del pacífico.

Existen diversas formas de clasificar el vulcanismo, sin embargo, solo se mencionarán dos principales. Por un lado, según el lugar donde se lleva a cabo la actividad volcánica, existen dos tipos de vulcanismo: el submarino y el continental.

Vulcanismo submarino:

Es aquel que se manifiesta en las dorsales oceánicas, en donde el magma emerge impulsado por las corrientes ascendentes de la astenósfera. Por ello la lava es muy fluida, escurre fácilmente y al no presentar tapones, no hay explosiones y la consecuente actividad sísmica es de baja intensidad.

Imagen 2. Estructura interna de un volcán submarino.

Vulcanismo continental

Los volcanes continentales se forman generalmente en las zonas de colisión de una placa oceánica y una continental, debido a que la presión entre las placas, al mismo tiempo que pliega la corteza continental, origina fracturas, que son los lugares donde el material ígneo encuentra fácil salida al exterior.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es volcanes.jpg
Imagen 3. Estructura interna de un volcán y sus principales manifestaciones volcánicas.

Cuando el material ígneo es muy denso, este se solidifica y forma tapones en la chimenea o el cráter del volcán, por lo que se producen erupciones explosivas en las que el volcán arroja materiales sólidos y lava pulverizada (flujo piroclástico); y al enfriarse esta última, forma la ceniza volcánica.

Se toma en cuenta si el material magmático sale a la superficie terrestre o no, entonces se habla de dos tipos de actividad volcánica.

  • Vulcanismo externo: Es la salida a través de una fisura o grieta, de los materiales magmáticos hacia la superficie. A este fenómeno se le conoce como erupción volcánica.
  • Vulcanismo interno: Incluye aquellos procesos en los que el material ígneo se queda atrapado y se consolida en el interior de la corteza terrestre, sin llegar a tener contacto con la superficie. En este tipo de vulcanismo el relieve se crea por la presión del magma que deforma la corteza terrestre, o cuando al paso del tiempo geológico, las formas volcánicas que se formaron en el interior, quedan expuestas al exterior por la acción del desgaste (intemperismo) y acarreo (erosión) de la superficie terrestre.

Las erupciones volcánicas tienen diferentes manifestaciones, que van desde los quietos escurrimientos de lava hasta las explosiones violentas, acompañadas de lluvia de restos volcánicos.

Principales manifestaciones que tiene un volcán cuando hace erupción

  • Gases: Constituyen el motor de las erupciones volcánicas, ya que expanden y salen al exterior con rapidez tras producirse una fractura sobre la corteza terrestre. Están formados en su mayoría por vapor de agua, nitrógeno, dióxido de azufre, dióxido carbono, sulfuro de hidrógeno, entre otros.
  • Magma: Corresponde al material incandescente del interior de la Tierra que al salir a la superficie se le denomina lava.
  • Material piroclástico: Son pedazos de roca que salen violentamente del interior del volcán y se encuentran a elevadas temperaturas. Si son del tamaño de un frijol y una nuez, se le denomina escoria o lapilli, si son de tamaño superior y de forma ovalada, se les conoce como bombas.
  • Cenizas y polvo volcánico: Son cenizas de disperso espesor y consistencia. Cuando se compactan en forma de tobas.

Otras manifestaciones de tipo secundario asociadas con la actividad volcánica son las fuentes termales como las fumarolas, los géiseres, las mofetas y las solfatas que en general son emanaciones de gases y líquidos a altas temperaturas, producidas debido a que una corriente de agua subterránea se localiza cerca de la cámara magmática del volcán la cual la calienta, haciendo que el vapor de agua y otros gases como el dióxido de carbono, el ácido sulfhídrico y el ácido carbónico salgan a gran velocidad. También forman parte de las manifestaciones secundarias del vulcanismo las aguas termales, las cuales son manantiales de agua caliente que contienen diversas sales minerales.

Imagen 4. Tipos de erupciones volcánicas. Fuente Merche Pérez bajo licencia Creative Commons.

También te puede interesar:

http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio/750/984/html/51_tipos_de_erupciones.html

Bibliografía

  • DOMÍNGUEZ, G. RAFAEL, GABRIELA, E. NYDIA & GRIJALVA, D. LUZ, M. (2018). “Geografía” (Módulo de aprendizaje), Copyright© 2011 por Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora. Tercera edición.
  • ESCOBAR, M. ALICIA (2019). “Geografía”, Editorial: MCGRAW-HILL Interamericana Editores S.A. de C.V. Número de páginas: 206
Kendor Emmanuel O´Shelly Parada

Kendor Emmanuel O´Shelly Parada

Ingeniero en Geociencias, Docente