Expresión oral

72 0

De acuerdo con Leopoldo Ayala, la comunicación es la habilidad para transmitir información, emociones e ideas por medio de símbolos. Algunos ejemplos de estos símbolos son las señales de humo, las letras, la notación musical y el lenguaje de las matemáticas.

Entre los sistemas de símbolos destacan el habla y la escritura, que poseen un denominador común: el uso de palabras. Cuando la transacción de mensajes se da por medio de las palabras, se le conoce como comunicación verbal.

Cualquier otra forma de comunicación, a través de dibujos, señales de humo, gestos corporales u otro medio, se conoce como comunicación no verbal. Hablar y escribir son dos experiencias que poseen características propias y que son influenciadas y determinadas por los contextos en que se desarrollan.

Ventajas:

  • Posibilidad de aclaraciones, ampliaciones, sugerencias por parte del oyente, para facilitar la comprensión.
  • Se manejan temas generales, informales y subjetivos.
  • La retroalimentación es inmediata.
  • Hay interacción entre emisor y receptor.

Desventajas:

La comunicación oral también tiene desventajas, pues no siempre ahorra tiempo, como lo sabe cualquier directivo que haya asistido a reuniones en las que no se logra resultado o acuerdo alguno, y que pueden ser costosas en términos de tiempo y dinero.

  • A las palabras se las lleva el tiempo (efímero).
  • En la comunicación oral cometemos muchos errores, algunas veces usamos vocabulario con significados y pronunciación incorrectos; decimos frases incompletas, repeticiones, redundancias, etc.
  • Lo que se comunica en un momento dado es irreversible, no puede borrarse o ignorarse. No hay manera de corregir y seremos juzgados por lo que decimos. Por ejemplo, una promesa que no podemos cumplir o un comentario que no quisimos decir.
  • Existe un elevado potencial de distorsión.
  • El riesgo de interpretación personal es mayor.

Entre sus las funciones más importantes de la comunicación oral se destacan:

  • Informativa: Permite informar e informarnos sobre cualquier información y tema.
  • Reguladora: Mediante ella se puede regular o modificar conductas y comportamientos inadecuados.
  • Afectiva: A través de la comunicación oral podemos expresar sentimientos y emociones.
  • Correctiva: Permite la corrección y la aclaración de dudas.
  • Terapéutica: El empleo de la voz y la comunicación oral ha sido muy utilizado por disciplinas como la Psiquiatría y la Psicología con el objetivo de eliminar o atenuar síntomas, malestar y angustia en los sujetos.

¿QUÉ ES UN TEXTO PERIODÍSTICO? Cuando hablamos de un texto periodístico hacemos alusión a un escrito (generalmente, aunque también puede ser un texto auditivo o audiovisual), que se deriva del ejercicio profesional del periodismo o la comunicación social, es decir, hablamos de un texto cuyo propósito es poner al día al lector respecto a un evento o una información que podría resultar de interés particular para la opinión pública. El texto periodístico, se considera una forma de adquirir información reciente que, justamente, pierde vigencia con el paso de los tiempos, cosa que no ocurre con la literatura y la filosofía. Por otro lado, Uno de los objetivo de un texto periodístico es brindar información al lector para que formule una opinión. Es decir, poner al día a sus eventuales lectores respecto a lo que acontece, brindarles información para que se formulen una opinión sobre algo, conmoverlos ante alguna realidad poco conocida, alertar sobre eventos de riesgo, y otros propósitos de interés público semejantes.

CLASIFICACIÓN DE LOS TEXTOS PERSONALES. Los textos personales, narran y describen lo cotidiano y lo trascendente de cada quien. Hablan de los sucesos del aquí y del ahora; así como del pasado o de proyecciones del futuro, a partir de emociones y experiencias íntimas con uso de registros o variaciones del lenguaje condicionadas por la situación comunicativa. Entre los textos personales existen los diarios, las memorias, las autobiografías, los cuadernos de viaje, las cartas, los mensajes electrónicos, las agendas, las bitácoras y las notas de clase. Dentro de la clasificación de los textos personales existen los siguientes; Textos personales familiares, Textos personales históricos, Textos personales escolares. Los textos personales familiares Son textos dirigidos a amigos, familiares y conocidos, con diversos propósitos, para tratar asuntos de carácter privado y su vía de transmisión puede ser oral, en papel o electrónica y son de 3 tipos: Anécdota, Carta y Mensaje electrónico.

TEXTOS ACADÉMICOS. El ámbito donde se emplean los textos académicos es la academia, es decir, aquellos espacios donde se adquiere y difunde conocimiento formal sobre determinada disciplina. Es durante los procesos de enseñanza y aprendizaje que se elaboran los textos académicos. Ello se hace con el objetivo de comunicar, difundir e intercambiar conocimiento, así como discutir acerca de este. Los autores de este tipo de textos suelen ser estudiantes, profesores e investigadores.

TEXTOS CIENTÍFICOS. Un texto científico es aquel que difunde los resultados y los hallazgos de una investigación y supone un aporte o novedad para el tema. El autor debe ser un investigador que se dirija a un público especializado (como a la comunidad científica), por lo que el autor puede emplear un lenguaje técnico y formal. El texto científico, no se dirige al público general sino a un lector experto o entendido en el tema.

TECNICISMO. Se denomina tecnicismo  a las palabras que tienen un significado específico y son empleadas como parte de los lenguajes o ramas de las ciencias, humanidades, así como, en diversas áreas del desarrollo humano.

Características

  • Poseen un significado particular y, generalmente, carecen de sinónimo, en especial en las áreas de ciencias y tecnología. Los tecnicismos designan y definen un método, objeto, concepto, actividad u oficio.
  • Se caracterizan por tener un significado denotativo, es decir, describen una realidad. Evitan la ambigüedad y no precisan de un contexto para reconocer su significado.
  • No forman parte del lenguaje común, en especial si se trata de temas científicos. No obstante, en las diversas ramas de los estudios humanísticos sí se pueden encontrar tecnicismos con sinónimos.
  • Son abundantes y constantemente se crean o actualizan tecnicismos, en especial en el área de la tecnología y las demás ciencias.

La comunicación escrita.

La práctica de la comunicación escrita exige un esfuerzo mayor que la comunicación oral, porque es un acto de la organización de nuestro pensamiento. Al escribir, exteriorizamos y plasmamos nuestras ideas para que puedan ser conocidas y conservadas; además exige el uso de un lenguaje que pueda ser entendido por emisor y receptor.

La comunicación escrita es un medio que permite expresar ideas, opiniones o información a través de una computadora o un pedazo de papel, es de suma importancia en la vida del ser humano. Este método de comunicación escrita está basado en un emisor que se encarga de emitir textos informativos, investigativos, o de análisis periodísticos, el objetivo es trasmitir los mensajes a un receptor.

Anfibología

La anfibología es el uso de palabras con más de una interpretación. Se considera un vicio de la dicción puesto que puede generar errores en el proceso de la comunicación. Pero si su uso es intencional, entonces se trata de un recurso.

En ese sentido, la anfibología se utiliza con frecuencia en el ámbito humorístico o publicitario para generar un impacto emocional en el público.

Repetición.

La repetición resulta inevitable con las palabras de uso frecuente, es decir, con lo que suelen llamar «palabras accesorias», preposiciones, conjunciones, pronombres y artículos: de, por, pero, y, el, lo, o para las palabras de uso frecuente: hacer, decir. Al escribir, se repite mucho una palabra o una idea, se da la impresión de pobreza de vocabulario, de inexperiencia. Lo cual no quiere decir que sea preciso evitar la repetición a todo trance. Lo que recomendamos es repetir bien, con mesura, evitando la cacofonía o la machaconería.

El idioma español posee alrededor de 240 mil palabras; sin embargo, una persona que está relacionada con actividades como la escritura y el periodismo, hace uso de 8 mil palabras, aproximadamente, mientras que una persona promedio maneja un vocabulario de 300 a 500 palabras.

La Cacofonía.

La cacofonía es un sonido poco agradable que se genera cuando la combinación de los distintos componentes de una palabra o de una frase carecen de armonía, es decir que son desagradables al oído.

La cacofonía se produce por una repetición de fonemas o la pronunciación de una palabra que al unirse a otras en una misma frase resultan chocantes. Por otro lado, puede ser utilizada para marcar ejemplos de la insuficiencia del lenguaje, como ocurre en los tonos despectivos.

Barbarismo.

Los barbarismos son un vicio del lenguaje con palabras de la propia lengua o con palabras de una lengua extranjera. Una forma de barbarismo es escribir mal una palabra: por ejemplo “expontáneo” por espontáneo; “aldrede” por “adrede”; “haiga” por “haya”.

Otra forma de barbarismo se presenta por usar vocablos extranjeros sin necesidad, tal es el caso de la palabra “poster” que es original del idioma inglés, y de la palabra “amateur” del francés.  Todas aquellas incorrecciones lingüísticas que cometemos cuando incurrimos en errores al escribir o pronunciar una palabra.

Muletillas.

Las muletillas no son más que palabras, frases o ideas que sirven como “muletas”, es decir, soporte, apoyo o ayuda, dentro del discurso. En general, son palabras o frases que son repetidas con frecuencia por el interlocutor quien intenta plantear una idea para la cual no encuentra o no tiene las palabras necesarias o acertadas. Para muchos estudiosos, las muletillas si son usadas repetitivamente pueden empobrecer el idioma y la comunicación ya que son expresiones innecesarias que no llevan implícito ningún valor o contenido informativo. Estas frases suelen ser vacía y sin sentido ya que se emplean solo por hábito.

Representan una forma de pobreza de vocabulario; las muletillas son palabras o frases cuya única función en el texto es ayudarnos a salir del paso cuando las ideas, y las palabras expresivas, se han agotado.

Algunas de estas expresiones son “bueno”, “pues”, “o sea”, “este”, “como tal”, “de hecho”, “sin embargo”.