LITERATURA 1.

53 0
Contenido - Análisis de fabula y epopeya

Función poética.

La función poética del lenguaje, conocida también como función estética, ocurre cuando el discurso tiene un propósito estético, de modo que las formas de enunciación adquieren un alto grado de importancia. Es una de las funciones del lenguaje identificadas por Roman Jackobson.

Función Poética - Leer ficción

Esto significa que el centro de la función poética está en la forma del mensaje que, más que privar sobre el contenido, le imprime mayor significación y contundencia. La función poética está sujeta al escritor, forma parte inseparable de cómo cada individuo manifiesta un pensamiento profundo respecto a un tema. Este factor ideado por Jakobson también es conocido como función estética del lenguaje.

Forma de presentación.

Desde la perspectiva de la escritura, las dos formas de representación de los textos literarios son la prosa y el verso, pero desde la perspectiva del sonido, hablaremos de literatura oral e incluso de visualidad.

En la prosa se presentan los textos como normalmente escribimos, es la forma más natural de expresarse por escrito, expresiones simples que conforman párrafos; sin embargo, para darle el carácter literario se hace necesario acudir a la función poética, la cual concretaremos con las figuras retóricas.

El verso es un conjunto compacto de palabras, cortado artificialmente. Es una unidad porque se puede medir en número de sílabas o en duración de tiempo, incluso en número de acentos.

Géneros y subgéneros literarios.

La épica cuenta un gran acontecimiento, no nos lo muestra, sino que nos lo cuenta (oposición contar-mostrar). En la épica es evidente que hay una persona que nos cuenta los acontecimientos. En la antigüedad clásica, la épica se presentaba como epopeya, o mitos o leyendas. Estas formas eran historias contadas en verso. Todas esas formas con el paso del tiempo abandonaron el verso y se escribieron en prosa. A partir de este hecho surgió la novela.

EFEMÉRIDES LITERARIAS DE JUNIO - Revista escribas

La lírica nos expone las alegrías, tristezas, temores, sinsabores que da la vida, amores no correspondidos, y una variedad muy grande de sentimientos. La lírica siempre viene en verso. Toda lírica viene en forma de poema, pero no toda poesía es lírica. Puede haber poesía narrativa, como el corrido mexicano, el cual es un romance, es decir, poema, con versos de ocho sílabas.

La dramática no nos cuenta lo que dijeron e hicieron los personajes sino que nos lo muestra; nos lo muestra a través de la conversación entre los personajes. Cuando una historia de este tipo se nos presenta sólo en la forma escrita, se le designa drama, pero cuando es representado le llamamos teatro. El gran atractivo mágico del teatro es que nos muestra a los personajes en carne propia, en persona, frente a nosotros, discutiendo, en conflicto, planeando, difiriendo.

Tipos de narrador.

Narrador protagonista, las historias las puede contar uno mismo, es decir, se pueden contar en primera persona. En estos casos todo gira alrededor de uno mismo. Uno mismo es el protagonista y todo se cuenta desde la perspectiva de uno mismo. Es muy atractivo este punto de vista porque vuelve cualquier relato en realista y verosímil

Narrador testigo, la historia puede ser contada en primera persona en la que uno no es personaje de la historia sino un testigo. Uno casi es personaje pero lo que uno cuenta le sucede a los demás. Cuando los hechos referidos son de la vida real se le conoce como Memorias, si los hechos son ficcionales entonces son cuento o novela.

Narrador omnisciente, el tercer tipo de narrador es aquel en el que los hechos son narrados desde un punto de vista impersonal. Alguien indeterminado es el que cuenta. Y ese alguien normalmente sabe mucho, incluso conoce los pensamientos de sus personajes, como si fuera Dios, que todo lo sabe.

Fabula y Epopeya

Fábula - Wikipedia, la enciclopedia libre

Fábula en latín significaba relato o discurso, pero hoy se entiende por fábula un relato con las siguientes características: es breve, escrito en verso o en prosa y tiene fines didácticos, ya que de ella se extrae una moraleja (es decir una pequeña enseñanza). Otra de las características esenciales de la fábula es que los personajes son animales que hablan y actúan como si fuesen hombres o mujeres. El objetivo de la fábula es criticar los vicios y corregir las debilidades del ser humano.

Epopeya se conoce como a cada una de las distintas obras narrativas que componen la tradición épica de una cultura o una nación. Se trata de una de las formas de narrativa más antiguas que se conocen, que se inserta en el género de la épica y que recoge por lo general los relatos heroicos y mitológicos en los cuales se fundamenta el imaginario cultural de un pueblo.

Es una narración en verso que trata de héroes y hechos de armas. Se entiende que la epopeya no es un solo poema narrativo independiente, sino la composición de relatos heroicos extensos que son de importancia para una nación o una comunidad.

Mito y Leyenda

El mito es una narración que se caracteriza, primero, por contar eventos maravillosos acaecidos en un pasado a histórico (un pasado que nunca fue) y, en segundo lugar se caracteriza por la participación que en ella tienen personajes de carácter divino o súper humano. La finalidad del mito en la sociedad en la que se da, es interpretar el origen del mundo, reelaborar acontecimientos históricos, alegorizar fenómenos naturales inexplicables o dar sentido a un ritual.

La leyenda es una narración que mezcla hechos naturales y sobrenaturales, pero que se piensa entre quienes la cuentan como historia verdadera. Originalmente, en la Edad Media, el término leyenda se refería a las historias escritas sobre las vidas de los santos y mártires de la Iglesia Católica.

Elementos del cuento.

El cuento es un subgénero más de la narrativa, por lo que comparte con sus otros hermanos los siguientes puntos: personajes, espacio y tiempo.

Los personajes son quienes aparecen en las obras realizando las acciones, y éstos se clasifican por su importancia en principales, secundarios y ambientales. Los personajes tienen tres planos, el físico, el sociocultural y el psicológico.

Personaje principal o protagonista (pueden ser uno, varios o un pueblo): es quien realiza las acciones más importantes en la obra; es quien intenta resolver el problema que se plantea en el texto; es quien aparece de principio a fn. Todos los personajes giran en torno a él.

Personaje secundario: tiene la función de caracterizar al personaje principal; es decir, mostrar las características internas de aquel: La obediencia en la relación Mamá-Caperucita; cariño en la relación Abuelita-caperucita; inocencia en la relación Lobo-Caperucita; vulnerable en la relación Cazador-Caperucita.

Personaje ambiental: tiene la función de caracterizar el lugar donde se desarrollan las acciones, es donde se mueve o traslada el personaje principal: en el cuento de la Caperucita los hechos se llevan a cabo en el bosque, por lo que se supone debe de haber cazadores.

Novela.

File:TV-icon-novela.svg - Wikipedia

Una novela consiste en una narración literaria más o menos extensa, usualmente de carácter ficcional, en la que se cuenta una serie de eventos prolongados en el tiempo, con el fin de entretener y brindar placer estético a sus lectores. Es, junto con la crónica y el cuento, uno de los subgéneros en que se divide el género de la narrativa, cuyo rasgo distintivo es la construcción ficcional de un narrador.

Las novelas se caracterizan por tener una trama compleja, abundante en digresiones o vericuetos, protagonizada generalmente por varios personajes e incluso narrada desde diversos puntos de vista.

Elementos de la novela.

Los elementos de la novela corresponden a los propios del género narrativo. Como la novela es un subgénero de la narrativa, encontramos que sus elementos son narrador, personajes, espacio, tiempo, ambiente. La novela es un subgénero más de la narrativa, por lo que comparte con sus otros hermanos los siguientes puntos: personajes, espacio y tiempo.

SUBGENEROS DRAMATICOS

Los subgéneros dramáticos son las distintas variedades del drama u obra de teatro, constituida por diálogos entre personajes y con un cierto orden. Las obras dramáticas tienen elementos constitutivos fundamentales: Protagonista, antagonista y conflicto. Se puede clasificar al género dramático en dramas mayores y menores.

En los géneros mayores  tenemos a la tragedia y comedia, además encontramos subgéneros como la pieza, el melodrama, la tragicomedia, la farsa y la obra didáctica.

En los géneros menores, que son de menor duración, tenemos el sainete, el paso o entremés, el auto sacramental la ópera, la zarzuela, etc.

La tragicomedia o drama

Son obras que presentan de manera conjunta características de las tragedias y de las comedias.

Tragicomedia Ilustraciones Stock, Vectores, Y Clipart – (46 Ilustraciones  Stock)

La tragedia: es la imitación de una acción elevada y completa, efectuada por los personajes en acción y no por medio de un relato. La historia trágica imita acciones humanas en torno al sufrimiento de los personajes y a la piedad, hasta el momento del reconocimiento de los personajes entre sí o de la toma de conciencia del origen del mal. 

La comedia: Es la imitación de las personas más vulgares; de aquella única especie que supone lo ridículo. Describe, intelectualmente deformados, los aspectos concretos y risibles de la vida cotidiana. Los personajes son de condición inferior, el desenlace es feliz y optimista, su finalidad es provocar la risa del espectador. 

El sainete. Es una pieza breve y cómica, a veces acompañada de música, que se puede representar de manera independiente. Suele contener una crítica social en clave humorística y está relacionada en su origen con los entremeses del Siglo de Oro.

El entremés y el paso: Es un acto cómico corto referido a un asunto de carácter popular, que se representa en los entreactos de la obra principal. (La acción y los personajes del entremés suelen ser más complejos que los del paso)

La farsa: Es una obra cómica, breve, y sin otra finalidad que la de hacer reír. Suele tener un marcado carácter satírico o burlesco y se caracteriza por la exageración de las situaciones. Son textos que se escriben para ser representados bien por actores, bien por muñecos: títeres, marionetas, guiñol, etc.

Autosacramental: Obra de tema religioso con un solo acto y está en verso. Los personajes son alegóricos (la Hermosura, la Muerte, la Riqueza…) Vivió su época de esplendor durante del siglo XVII.

Ramón Dionicio Valenzuela Sarmiento

Ramón Dionicio Valenzuela Sarmiento

Lic. Educación Primaria.