HISTORIA II

55 0

El Porfiriato

El Porfiriato, otras veces llamado porfirismo, comprende el período de la historia de México en el cual el país estuvo bajo el mandato del militar Porfirio Díaz (1830-1915), durante un período de 35 años que va desde 1876 hasta 1911. Porfirio Díaz nació en Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México, el 15 de Septiembre de 1830 y falleció en París, Francia, el 2 de Julio de 1915. Porfirio tuvo una carrera destacable como militar, quién gano una buena reputación tras haber participado en la Segunda Intervención Francesa en México. Durante su carrera militar, Porfirio Díaz combatió en diversas batallas, como la de Puebla o la de Carbonera. Fueron destacables sus acciones militares en el estado de Oaxaca, donde organizó guerrillas contra los franceses. En 1867 tomó el pueblo de Puebla y recuperó la Ciudad de México para las tropas republicanas. Antes de tomar la presidencia, Porfirio Díaz realizó dos planes, en los que desconocía a los actuales presidentes de México en la época en que los ejecutó.

1- Educación

En el año 1904 se presentó la Escuela Mexicana de Arqueología, Historia y Etnografía, que presentó muestras de la cultura prehispánica al mundo. Para el año 1891, se promulgó la Ley Reglamentaria de Educación, que establecía la educación como laica, gratuita y obligatoria. A su vez, para controlar que los padres y tutores cumplieran la obligación de llevar a la escuela, se establecieron los Comités de Vigilancia. El 26 de Mayo de 1900 fue promulgada la ley que proclamaba la creación de la Universidad Nacional de México (Actualmente UNAM), iniciativa presentada por Justo Sierra. De esta forma, las escuelas de Medicina, Ingeniería y Jurisprudencia, que había funcionado por separado durante más de 40 años se reunían, junto con la Escuela Nacional Preparatoria, en una sola institución.

2- La iglesia católica

Durante la Guerra de los Tres Años (1858-1861) en México, se expidieron un conjunto de leyes, conocidas como las leyes de reforma, cuyo objetivo fue separar a la Iglesia del gobierno. No obstante, la Iglesia Católica recuperó gran parte del poder perdido con estas leyes. Porfirio Díaz se declaraba católico, aunque ya existía un auge del protestantismo. Bajo el mandato de Porfirio Díaz, la iglesia católica pudo seguir obteniendo diezmos. Esta práctica afectó a los pequeños propietarios, debido a que la iglesia recibía semillas como diezmo de indígenas y los mismos pequeños propietarios. De esta forma, la Iglesia podía vender a precios bajos las semillas, prefiriendo los compradores sus precios a los de los productores.

3- Economía

Cuando Porfirio Díaz llegó al poder, éste heredó deudas considerables, nacionales y con el extranjero, además de una hacienda pública en quiebra. Por ello, los ministros de hacienda realizaron acciones para el arreglo de las finanzas, entre las cuales se encuentran: creación de nuevos impuestos que no obstaculizan el comercio, mayor control de ingresos o reducción del gasto público, entre otras. La administración de los recursos del país se hacía con participación pública y privada. En 1882 surgió el Banco Nacional de México, como resultado de la unión del Banco Mercantil Mexicano y el Banco Nacional Mexicano.

•             En este banco se recaudaban impuestos, se encargaban de la Tesorería General y otorgaba préstamos al gobierno.

•             El objetivo era que México ingresase a la economía internacional como exportador de productos agrícolas o minerales.

•             De esta forma, México se convirtió en un exportador importante de materias primas y se produjo en el país la primera Revolución industrial.

El Maximato

El Maximato comprende el periodo de gobierno entre los años de 1928 y 1934. Dado que Álvaro Obregón había sido asesinado. Plutarco Elías Calles se consolidó en el poder ejerciendo una influencia determinante en la toma de decisiones de los tres siguientes presidentes, convirtiéndose en el “jefe máximo” de la denominada familia revolucionaria.

Durante el Maximato, tres personas fueron presidentes de México: Emilio Portes Gil, que gobernó como presidente interino tras el asesinato de Álvaro Obregón; Pascual Ortiz Rubio, que fue presidente tras las elecciones convocadas por Portes Gil, y Abelardo L. Rodríguez, quien fue presidente sustituto tras la renuncia de Ortiz Rubio.

Fin del Maximato

En 1934 dio fin al Maximato con la llegada de Lázaro Cárdenas del Río, quien fue electo presidente Constitucional de México. La influencia de Calles sobre la vida política del país dio origen a que las personas que ocuparon la presidencia de la República durante esos años fueran consideradas meros títeres cuyas decisiones no eran propias, sino que respondían al modo en que Calles manejaba los hilos de la política. Sin embargo, no está del todo claro hasta dónde llegó realmente su poder personal y en qué consistía.

La revolución mexicana (1910-1917)

Gracias a que el periodo de gobierno de Porfirio Díaz se había convertido en una dictadura, todo se centraba en él y sus colaboradores dejando por un lado la democracia que el mismo había buscado. En ese momento Francisco I. Madero escribió el libro La Sucesión Presidencial en 1910. El Partido Nacional Democrático.En su libro, Madero proponía que Porfirio Díaz siguiera como presidente, pero que el vicepresidente fuera del Partido Nacional Democrático, un partido que aglutinaría a los liberales o conservadores que optaran por la democracia y se opusieran al partido reeleccionista o absolutista.

Aunque se fijó la fecha del 20 de noviembre de 1910 a las 18:00 horas como el inicio de la rebelión armada, los hechos se precipitaron dos días antes. El 18 de noviembre, en Puebla, la casa de Aquiles Serdán, simpatizante y fuerte promotor del maderismo, intentó ser cateada por la policía y ante la negativa, fue atacada por el ejército federal y la policía estatal. Aquiles y su hermano Máximo Serdán murieron en la resistencia, convirtiéndose en los primeros héroes de la revolución maderista.

Al ver el avance revolucionario, Díaz intentó realizar algunos cambios en su política, pero ya era demasiado tarde. El 21 de mayo de 1911, Porfirio Díaz y Francisco I. Madero firmaron los Convenios de Ciudad Juárez, en los que se acordaba que el presidente Díaz y el vicepresidente Ramón Corral, renunciarían a sus puestos de inmediato, y que el secretario de Relaciones Exteriores sería el presidente interino.

Cumpliendo con estos acuerdos, el licenciado Francisco León de la Barra tomó el poder como presidente interino y convocó a elecciones, resultando electo Francisco I. Madero, con José María Pino Suárez como vicepresidente. El 6 de noviembre de 1911 tomaron posesión de sus puestos, mientras Porfirio Díaz se embarcaba hacia Europa, donde murió en París, en 1915.

Reconstrucción Nacional Posrevolucionarios síntesis de los presidentes que ayudaron a la consolidación del Estado Mexicano

Presidentes del México contemporáneo

A continuación, se realizará un breve resumen de las actividades de algunos de los presidentes de este periodo. La base de este escrito es un libro elaborado por un grupo de destacados historiadores, quienes hicieron una serie de ensayos abordando la labor de los presidentes mexicanos durante el siglo XX. (Padilla, 2019)

Luis Echeverría (1970-1976)

Nacido en la capital del país, ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria, se unió a la campaña de Ruiz Cortinez y después laboró en la SEP. De modo discreto, trabajó como Secretario de Gobernación de Díaz Ordaz. Se le acusó de lo ocurrido en Tlatelolco en el 68; para tratar de compensar el terrible daño, incrementó el presupuesto de la UNAM y aumentó el sector burócrata universitario. En su gestión, la economía creció a un nivel de 6%, promovió el desarrollo de puertos marítimos, creó el INFONAVIT y dio asilo político a exiliados de las dictaduras de Suramérica. Empero, para sostener el alto gasto público, triplicó la deuda. Entregó la presidencia a José López Portillo, su Secretario de Hacienda en la segunda mitad del sexenio.

José López Portillo (1976-1982)

También capitalino, López Portillo se graduó de abogado por la UNAM. Amigo de Luis Echeverría, escaló jerarquías en el Gobierno Federal llegando a la Secretaría de Hacienda de 1973 a 1975. Elegido como sucesor, llegó a la Presidencia. En su mandato, se descubrieron grandes yacimientos de petróleo y hubo un altísimo crecimiento económico -de un 8% anual-. Se decía que era tiempo de la “administración de la abundancia”. Pese a ello, tomó malas decisiones financieras y administrativas, las cuales detonaron la crisis más severa en la historia de México desde la época revolucionaria. En febrero de 1982 la Secretaría de Hacienda se vio forzada a declarar la moratoria de pagos y a devaluar considerablemente el peso. En septiembre de ese año culpó a los banqueros y nacionalizó la banca. Eligió como sucesor a su Secretario de Programación y Presupuesto.

Miguel de la Madrid (1982-1988)

Originario de Colima, de la Madrid estudió Derecho en la UNAM y un posgrado en Administración Pública en Harvard. Implementó la tecnocracia desde que fue invitado a colaborar en la Secretaría de Programación y Presupuesto. Llegó a la silla presidencial en una de las épocas más complicadas del país: con altísimos niveles de inflación, desempleo y caídas de producción. Para resolver tales problemas, inició la apertura económica, la desregulación y descentralización, así como la privatización de empresas paraestatales. Durante su mandato ocurrió el terremoto del ‘85 en la Ciudad de México, el Mundial de Fútbol de 1986, la entrada de México al GATT y la polémica elección de 1988.

Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Licenciada en Educación con Posgrado en Desarrollo e Integración Infantil. Y docente en Preparatoria Municipal ¨Omar Osvaldo Romo Covarrubias¨