METODOLOGÍA

45 0

INVESTIGACIÓN EN MÉXICO Y SU EVOLUCIÓN

EVOLUCIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

Desde una perspectiva institucional la investigación tiene como misión definir objetivos, estrategias, programas, lineamientos de gestión e instrumentos de operación, para generar, aplicar y transferir conocimientos científicos y tecnológicos en la investigación básica y aplicada, para la formación de capital humano del alto nivel, con la correspondiente difusión y divulgación de los resultados que contribuyan al desarrollo sustentable de México. En este contexto se ha definido la visión de la investigación como “ser incluyente en los procesos de formación y actualización de la investigación educativa, científica y tecnológica a nivel nacional e internacional, con base en definir líneas y redes de investigación acordes a la Política Nacional de Ciencia y Tecnología, para contribuir con ética, decoro y transparencia al desarrollo científico, tecnológico y a la innovación, con impacto social”.

Si nos ajustamos a la misión y visión antes descritos, el avance tecnológico y la globalización demandan modelos de investigación innovadores para enfrentar grandes desafíos, por lo cual debe fortalecerse la vinculación entre los sectores educativo, empresarial y social. Por ello se requiere de nuevos paradigmas de investigación que se adecuen a la dinámica actual. Durante los últimos años, han ido tomando fuerza los discursos que señalan a la investigación, el desarrollo y la innovación como procesos estructurales e imprescindibles para la generación de nuevos modelos económicos y de productos de alto valor añadido. En esta perspectiva, a la expresión “sociedad del conocimiento”, se le ha añadido últimamente el concepto de “economía del conocimiento” para resaltar el papel relevante que tiene la investigación en la superación de los grandes problemas que en diferentes ámbitos afronta hoy en día la humanidad. Sabemos que investigar siempre implica crear nuevo conocimiento. Así, son infinitos ámbitos en los que todavía existen determinadas lagunas que requieren que alguien se ocupe de ellas e intente llenarlas. En este sentido, entendemos que gracias a la investigación científica y el conocimiento que de ella se deriva, se pueden generar cotidianamente infinidad de soluciones a una diversidad de problemas, con el propósito de permitir mejoras en la calidad de vida y solución a muchos de los problemas que enfrentamos los seres humanos y el medio ambiente en el que vivimos.

Entre las instituciones mexicanas con aportes a favor de la investigación mencionaremos: Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales (CEDUA), Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Fundación Arturo Rosenblueth.

1.  Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales (CEDUA): fundado en 1964, su investigación se dirige a los fenómenos poblacionales: crecimiento, demografía de la población así como cambios a nivel urbano tanto en México como en América Latina. 

2. Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT): fundado en 1970, su investigación se centra en las formulaciones y propuestas al Gobierno Nacional sobre las políticas nacionales estratégicas dirigidas al desarrollo de las ciencias además de promover las redes de investigación con proyectos en el extranjero. 

3. Fundación Arturo Rosenblueth: fundada en 1978 y  se centra en el área de  computación aplicada, sistemas de informáticos y lo referente a la tecnología informática. En México las instituciones de ciencia y tecnología tienen como objetivo el crecimiento económico, la competitividad internacional, la sustentabilidad ambiental y las mejoras en el desarrollo y bienestar social.

La función social de la investigación es la que se refiere al compromiso de los investigadores con sus resultados, con su capacidad de reflexión para el análisis crítico en el abordaje de un problema, en la propuesta innovadora de un enfoque, de una solución, aspectos todos estos que deben ser el motor de todo investigador y que, asociados a la vocación por el servicio a la sociedad y a la pasión que le imprime en su ejercicio, pueden realmente contribuir al desarrollo de su rol como agentes transformadores de realidades.

Dentro de las propuestas que permitan el desarrollo tecnológico de nuestro país podemos mencionar las siguientes:

  1. Suscribir acuerdos de cooperación entre instituciones de investigación y desarrollo de otros países destacados y pioneros en distintas áreas del saber.
  2. Invertir y promover la investigación y el desarrollo en México a través de una cuota del Gasto Público para financiar los distintos proyectos.
  3. Crear fondos para el financiamiento de los proyectos tecnológicos más prometedores para el país, así se incentiva su surgimiento.
  4.  Se asignen más recursos a la formación de recursos humanos, la ICT y la innovación, de manera que en el mediano plazo se alcance la meta del 1% y en 2030 el 2% del PIB, como lo hacen países emergentes exitosos. Crucial que aumente la inversión privada al 0. 5% y en 2030 “pari-passu” al 1%. El gobierno debe impulsar la inversión de las empresas por el lado de la oferta y la demanda.
  5. Se requieren políticas macroeconómicas, sectoriales y regionales estimulantes que, con el concurso de las empresas y los centros de educación e investigación, aseguren un efectivo alineamiento con las nuevas políticas de educación, ciencia y tecnología.
  6. Se establezca una banca de desarrollo especializada en el financiamiento al desarrollo tecnológico con créditos competitivos y capital de riesgo similares a los que existen en países de vanguardia tecnológica.
  7. Se rediseñe el modelo de gobernanza, creando un CONACYT más fuerte y ejecutivo, desacoplando la estrategia y los recursos del ciclo sexenal y promoviendo una normatividad que otorgue más flexibilidad en su operación a los centros – e incentive a los investigadores y tecnólogos para que se orienten más al mercado y a desarrollos patentables- sin demerito de la rendición de cuentas.
  8. Se identifiquen e impulsen grandes proyectos público-privados detonadores del desarrollo científico, tecnológico y económico, que conduzcan a satisfacer necesidades sociales y de competitividad nacional y generen mayor valor agregado nacional para alcanzar a centros y empresas de avanzada mundial. (Sin dejar de atender las necesidades de los empresarios pequeños innovadores claves en esta etapa de disrupciones).
Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Licenciada en Educación con Posgrado en Desarrollo e Integración Infantil. Y docente en Preparatoria Municipal ¨Omar Osvaldo Romo Covarrubias¨