Derecho civil

38 0

 Concepto de Derecho Civil. Para entender el origen y evolución del concepto de Derecho Civil se debe recurrir a la historia romana, en virtud de que en esta cultura surge el término Derecho Civil, su origen se localiza en el ius civile de los romanos, que era el derecho propio de los ciudadanos romanos, en tanto el ius Gentium o ius naturalis, regía para todos los hombres, ciudadanos o extranjeros, era un sistema estrictamente romano para dar tratamiento jurídico a las relaciones entre romanos y extranjeros, sistema que sería producto de la expansión económica y militar del pueblo romano o civitas. El Ius civile comprendía el Derecho Público y el Privado.

La persona física, en términos generales, es todo miembro de la especie humana susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones. En algunos casos se puede hacer referencia a éstas como personas de existencia visible, de existencia real, física o natural.

Las Personas Morales, son el conjunto de personas físicas que se unen para la realización de un fin colectivo, como es por ejemplo la formación de una Sociedad o Empresa y ésta puede ser en Nombre Colectivo, Comandita Simple, Responsabilidad Limitada, Anónima (que es la más común) Comandita por Acciones, Cooperativas, Civiles (Asociaciones o Sociedades.

Atributos de la persona física

1) Personalidad jurídica. Se inicia con el nacimiento; pero desde que se concibe adquiere derechos, como los hereditarios al declararse como viable (capaz de vivir).

2) Fin de la personalidad. Surge con la muerte o ante una razón de ausencia la que se formula ante la presunción de muerte, cesa la personalidad, ejemplo, cuando alguien desaparece y nadie lo encuentra.

3) Capacidad. Es la aptitud para ser titular de derechos y deberes, aptitud para ser sujeto activo o pasivo de relaciones jurídicas. Existe la capacidad de goce y ejercicio, en la primera el individuo es titular de derechos y obligaciones y la capacidad de ejercicio es la posibilidad de ejecutar actos jurídicos para hacer uso de los derechos concedidos a la persona como titular.

4) Nombre. Sirve para designar a una persona. El nombre más el apellido determinan en cada sujeto su identificación personal.

5) Domicilio. Es el lugar donde reside con el propósito de establecerse en él; a falta de éste, el lugar en que tiene el principal asiento de sus negocios; y a falta de uno y otro, el lugar en que se halle. Se presume el propósito de establecerse en un lugar cuando se reside por más de seis meses en él.

6) Estado Civil. Atributo exclusivo de las personas físicas consiste en la situación particular de las personas respecto de su familia, la sociedad y el Estado.

7) Patrimonio. Conjunto de bienes, derechos, obligaciones y dinero, es decir todo aquello que sea susceptible de valorarse económicamente y que constituye una universalidad.

8) Nacionalidad. Es la pertenencia de un sujeto a un determinado espacio territorial.

Atributos de las personas morales

1) Personalidad Jurídica. Es definida como toda unidad resultante de una colectividad organizada de personas o conjunto de bienes y a los que, para consecución de un fin social durable y permanente, es reconocida por el Estado una capacidad de Derechos patrimoniales.

2) Capacidad. También tiene aptitud para ser titular de derechos y obligaciones. En las personas morales la capacidad está sujeta al alcance de su objeto social y necesariamente se ejercita por medio de la representación a través de una persona física, sea judicial y extrajudicialmente

3) Razón Social o Denominación Social (nombre en el caso de las personas físicas). Constituyen un medio de identificación necesario para sus relaciones jurídicas.

4) Domicilio. Las personas morales tienen su domicilio en el lugar donde se halle establecida su administración, es decir su domicilio fiscal, aun cuando tengan sucursales.

El Derecho Civil de la familia.

La familia constituye un grupo social en el que las personas se agrupan y enlazan por vínculos ya sea conyugales, de parentesco u otros como la adopción, generalmente para conservar y transmitir a las generaciones posteriores sus valores, costumbres, religión, instrucción, etc., esto con el fin de integrar una sociedad sólida, con valores y costumbres comunes.

El Derecho de familia pertenece al campo del Derecho Civil. Está compuesto por instituciones jurídicas que son elementales para la organización familiar como: el parentesco, el matrimonio, el divorcio, el concubinato, la filiación, la adopción, la patria potestad y los alimentos. El derecho de familia es el conjunto de instituciones jurídicas de orden personal y patrimonial que gobiernan la fundación, la estructura, la vida y disolución de la familia,

Las instituciones fundamentales del Derecho de familia.

  1. Matrimonio.

El matrimonio es la unión legítima de un hombre y una mujer, con el propósito expreso de integrar una familia, el respeto recíproco y la protección mutua, así como la eventual perpetuación de la especie. Cualquier disposición contraria a estos fines, acordada por los cónyuges, se tendrá por no puesta.

El matrimonio es una de las estructuras que sustentan la sociedad en que actualmente vivimos, porque precisamente la familia tiene su inicio en forma legal a través de esta unión, denominada “matrimonio”, calificada en el derecho como institución.

El matrimonio es un acto solemne que debe celebrarse ante el Oficial del Registro Civil o el funcionario que la ley señale, con las formalidades que esta misma establezca.

Para contraer matrimonio se requiere haber cumplido dieciocho años. El hijo o la hija que no hayan cumplido dieciocho años, no pueden contraer matrimonio sin consentimiento de quienes

ejerzan la patria potestad o la tutela.

Existen dos regímenes matrimoniales:

1. El régimen de sociedad conyugal, que puede ser sociedad convencional o sociedad legal. En la sociedad convencional existen las capitulaciones matrimoniales, éstas la constituyen: cuando no existen capitulaciones, se está ante la presencia de la sociedad legal; la cual establece que el patrimonio que conformen los cónyuges después del matrimonio será propiedad común.

Los bienes que integran la sociedad conyugal constituyen un patrimonio común, diverso del patrimonio propio de cada cónyuge.

Los bienes que integran la sociedad conyugal constituyen un patrimonio común, diverso del patrimonio propio de cada cónyuge.

2. El régimen de separación de bienes. La separación de bienes es el régimen matrimonial en el cual cada cónyuge será propietario de los bienes que se adquieran en forma individual, así como los que se adquieran durante el matrimonio.

La separación de bienes puede ser parcial o absoluta. En el primer caso, los bienes que sean objeto de la sociedad conyugal se regirán por el convenio respectivo o, en su defecto, por las normas supletorias del Código de Familia para el Estado de Sonora. Cuando no existan capitulaciones, pero los cónyuges manifiesten en el acta de matrimonio que optan por la separación de bienes, se aplicará este régimen en forma absoluta.

Puede haber separación de bienes por acuerdo de los contrayentes al celebrar el matrimonio, al igual que durante la unión a fin de sustituir a la sociedad conyugal, pero en este último caso siempre se requiere declaración judicial y su correspondiente liquidación. La separación comprende los bienes de que sean dueños al celebrar el matrimonio y los que adquieran después, tal y como se especifique en las capitulaciones matrimoniales, pero ambos quedan obligados, en forma solidaria y mancomunada, a responder de las deudas derivadas de la asistencia familiar, pudiendo reclamar uno de los cónyuges al otro la parte proporcional, cuando cubra íntegramente obligaciones comunes o la totalidad, cuando pague deudas exclusivas del otro.

Los cónyuges están obligados a contribuir, cada uno por su parte, a los fines del matrimonio. Los derechos y obligaciones que impone el Código de Familia para el Estado de Sonora a la pareja conyugal, serán siempre iguales para cada uno, independientemente de su aportación económica al sostenimiento de la familia, por lo que de común acuerdo determinarán todo lo relativo al domicilio, trabajo de los cónyuges, atención y cuidado del hogar, educación y establecimiento de los hijos, así como a la administración y disposición de los bienes comunes y de sus descendientes.

Divorcio.

Cuando no es posible el sostener un matrimonio sin amor, respeto, colaboración mutua, entre otros aspectos; por ello la legislación prevé la institución del divorcio.

El divorcio se define como la disolución del vínculo matrimonial, “la palabra divorcio encuentra su etimología en el verbo latino divertere, que entraña que cada cual se va por su lado”. Esta ruptura solo puede existir por autoridad de la justicia y por causas determinadas en la ley.

Existen dos tipos de Divorcio:

  1. El Divorcio Voluntario, las partes llegan a un acuerdo con relación a la pensión alimenticia, custodia, patria potestad y tutela de los hijos menores, forma de garantizar los alimentos, domicilio de guarda y custodia de los menores, convivencias, liquidación de bienes que conforman la Sociedad Conyugal. Este divorcio solo puede solicitarse después de transcurrido un año de matrimonio, ante el Juez del domicilio conyugal.
  • El Divorcio Necesario, se presenta cuando una de la partes o las dos desean separarse y no llegan a un acuerdo, por lo cual se formula una demanda en la que se expone los hechos y causales que dieron motivo al divorcio, el Juez de lo Familiar otorga un plazo al demandado para contestar la demanda y en su caso exponer sus argumentos de defensa, se abre el juicio en una fase de pruebas, de alegatos y finalmente el dictado de la sentencia definitiva.

Concubinato.

Otra de las fuentes de las relaciones familiares es el concubinato. Este es una situación de hecho regulada y reconocida por el Derecho. En el nuevo Código de Familia para el Estado de Sonora, se admite que el concubinato cumple, al igual que el matrimonio, con las funciones de un sistema conyugal.

El concubinato es la unión libre de impedimentos matrimoniales por vínculo no disuelto o por razón de parentesco, con el propósito tácito de integrar una familia a través de la cohabitación doméstica y sexual, el respeto y protección recíprocos, así como la eventual perpetuación de la especie, reconociendo que realiza las mismas funciones que el matrimonio.

Parentesco.

Se define de sentido estricto como el vínculo que une a las personas que descienden de un mismo progenitor (unidas por comunidad de sangre) y en su modo amplio es la relación o unión de varias personas por virtud de la naturaleza o ley.

La Ley reconoce que el parentesco puede ser consanguíneo, por afinidad y voluntario.

1. El parentesco por consanguinidad es el que existe entre personas que descienden genéticamente de un mismo progenitor.

2. El parentesco por afinidad es el que se produce por el matrimonio, entre el varón y los parientes de la mujer y entre ésta y los parientes del varón, y sólo afecta la capacidad para contraer matrimonio con los ascendientes o descendientes del cónyuge, una vez disuelto el vínculo.

3. El parentesco voluntario es el que nace de la adopción; del nacimiento obtenido mediante técnicas de reproducción asistida con gametos ajenos, autorizadas por los cónyuges o concubinos, y de la afiliación o acogimiento de menores huérfanos, abandonados o entregados lícitamente por sus padres, siempre que la relación se prolongue por más de un año con todas las características y fines de la relación paterno-filial.

Cuando el embarazo se obtenga por técnicas de reproducción asistida con material genético de personas distintas de uno o ambos cónyuges o concubinos, los que usen voluntariamente gametos de terceros serán considerados como padres biológicos del niño que nazca por estos métodos, siempre que hayan otorgado expresamente su autorización.

El hijo podrá solicitar, al llegar a su mayor edad, informes sobre el padre biológico en los mismos casos que en la adopción plena, sin reclamar ningún derecho filiatorio.

Patria Potestad.

La patria potestad es un conjunto de derechos y obligaciones que se otorgan e imponen legalmente a los padres o a los abuelos, en su caso, para cumplir las funciones nutricias,

 Protectoras y normativas en favor de sus descendientes, así como para la correcta administración de sus bienes.

Los menores de edad no emancipados y las personas con incapacidad mental manifiesta o declarados judicialmente, cualquiera que sea su edad, estarán bajo la patria potestad de sus padres o de sus abuelos.

La patria potestad por regla general reconoce a los padres primero como encargados y ambos la ejercen, este poder se concede como un medio de cumplir con sus deberes respecto a la educación y cuidado de sus descendientes, la ley les confiere a los padres este poder para que cuiden y gobiernen a sus hijos desde el nacimiento hasta la mayoría de edad o la emancipación, así como para que administre sus bienes y los representen.

Cuando al menor o incapaz, carece de padres, quien ejercerá la patria potestad sobre el hijo menor o incapacitado son los abuelos paternos o maternos que mejor garanticen el desarrollo y protección de sus descendientes, a criterio del juez competente, tomando en cuenta las circunstancias del caso y la opinión del menor que esté en condiciones de expresarla, así como la de cualquier miembro de la familia que el juez estime conveniente escuchar en beneficio del propio menor.

Las personas que tienen al hijo bajo su patria potestad, incumbe la obligación de protegerlo y educarlo convenientemente. Tienen la facultad de amonestar y corregir, pero evitando los castigos crueles e innecesarios.

Bienes Inmuebles.

Etimológicamente su denominación proviene de la palabra inmóvil, por ello los bienes inmuebles se caracterizan por poseer un emplazamiento fijo y porque no pueden ser desplazados sin provocar daños o sin realizar modificaciones. Son tratados como bienes raíces, ya que están unidos de forma inseparable al suelo, ya sea de forma física o jurídica.

Se consideran como bienes inmuebles los elementos asociados con el terreno como son las parcelas de tierra, casas, naves industriales y fincas. Todos ellos son bienes que están anclados al suelo y son imposibles de trasladarlos a otro emplazamiento.

Los bienes inmuebles se inscriben en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, el cual posee titularidad pública y es posible consultar el titular el bien así como los derechos que posee sobre dicho bien. Los bienes inmuebles son los únicos que pueden ser objeto de hipoteca. El artículo 916 del Código Civil de Sonora, enumera en forma específica los bienes inmuebles.

Sucesión testamentaria.

El fin natural del hombre es la muerte, un porcentaje muy bajo de personas realiza un testamento en el que disponga sobre la repartición de sus bienes, es decir, su “última voluntad”. Del latín sucessio (derivado de succedere), acción de suceder.

La Sucesion, “es un hecho mediante el cual, al morir una persona, deja a otra la continuación de todos sus deberes y derechos”. En este sentido para que exista la sucesión es necesario que estén presentes tres condiciones:

1ª Que haya una relación jurídica transmisible.

2ª Que ésta continúe existiendo, pero que cambie de sujeto.

3ª Que esta transmisión tenga lugar por un vínculo o lazo que una jurídicamente a transmitente y sucesor.

La sucesión testamentaria: Inicia siempre por un testamento, éste es un acto jurídico unilateral, personalísimo, solemne, revocable y libre, por el cual una persona dispone de sus bienes y derechos en favor de sus herederos o legatarios, o declara y cumple deberes con interés jurídico, para después de su muerte.

Sucesión legítima.

La sucesión legítima es la que se otorga de acuerdo a lo enmarcado en la ley, en los siguientes supuestos:

1. Cuando no existe testamento, o este es inexistente;

2. Cuando el testamento es nulo. En los casos de nulidad tanto absoluta cuanto relativa, es necesario que así se declare por sentencia;

3. Cuando el testamento ha sido revocado, sin haber sido substituido por otro;

4. Cuando determinada disposición testamentaria ha caducado en relación al heredero o legatario, o bien cuando sobreviene la caducidad de todas las disposiciones testamentarias.

En el primer caso, la sucesión legítima se abrirá en cuanto a los bienes correspondientes a una porción hereditaria o a un legado, en la medida en que las disposiciones testamentarias a ellos relativas hayan caducado con respecto al heredero o al legatario, o en su caso estén afectadas de inexistencia, o hayan sido declaradas nulas. En el segundo caso, la sucesión legítima se abrirá respecto a todos los bienes de la herencia; y

5. Cuando el testador dispone sólo de parte de sus bienes, por lo que se refiere a la parte no dispuesta.

Tienen derecho a heredar por sucesión legítima: Los descendientes, cónyuge, ascendientes, parientes colaterales dentro del cuarto grado y la concubina o el concubinario, si los enumerados faltan, sucederá el Estado.

Obligaciones.

Es una relación jurídica por virtud de la cual un sujeto llamado acreedor esta facultado para exigir de otro sujeto denominado deudor una prestación o una abstención.

Elementos                 

La existencia de los sujetos (deudor y acreedor).

La existencia de la relación jurídica entre deudor y acreedor, El objeto de la obligación, está determinada por un dar, hacer, o no hacer.

Gilberto Quijada Quezada

Gilberto Quijada Quezada

Ing. Industrial , Docente