METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

41 0

¿Qué Metodología de investigación?

En su definición pura, la metodología de investigación es el conjunto coherente y racional de procedimientos y técnicas que se aplican de manera ordenada y sistemática en la realización de un estudio; esta metodología determinará la forma en que los investigadores recaban, ordenan y analizan los datos obtenidos.  Por lo tanto, no solo se aplicará en todas las fases de la investigación, sino que además constituye una etapa del estudio en sí donde se exponen, describen y razonan los criterios adoptados en la elección de la metodología con el objetivo de otorgar validez y rigor científico a los resultados del estudio.  La metodología de la investigación se aplica a las disciplinas de estudio más variadas: desde las científicas y las sociales hasta las humanísticas, las educativas y las jurídicas. Dependiendo de la materia y el tema que se esté analizando, se elegirá aquella que se considere más adecuada y que esté dentro de los límites de tiempo, dinero, viabilidad, ética y disponibilidad del equipo investigador.

Por qué es necesaria la metodología de investigación

La elección de la metodología de investigación es crucial para las conclusiones que se puedan sacar sobre un estudio, pues afecta no solo a lo que podamos decir sobre las causas, sino también a los factores que influyen en el fenómeno. Una investigación comienza formulando un problema, una pregunta sobre un fenómeno que hemos observado y del cual queremos obtener una explicación. Por ejemplo, ¿qué es la materia oscura?  A partir de esa pregunta, comienza proceso que es muy largo y muy complejo; por eso necesita de un método, es decir, de un modo de hacer las cosas, con el objetivo de que los resultados finales sean fiables. Sin ese método, la investigación simplemente no puede avanzar.

Los enfoques de la metodología de investigación

Los enfoques más comunes de la metodología de investigación se basan en observaciones y evaluaciones del fenómeno, que llevan a las conclusiones y que demuestran de manera fundada el grado de realidad de dichas conclusiones. Son los siguientes:

Enfoque cualitativo

En este enfoque metodológico, la prueba de la hipótesis no es estrictamente necesaria. Se caracteriza porque, en lugar de valerse de mediciones numéricas, se basa en encuestas, entrevistas, descripciones, opiniones de los investigadores, reconstrucciones de los hechos… Este enfoque es el más utilizado en estudios sociales, en los que las preguntas de investigación pueden surgir y desarrollarse no solo antes del proceso, sino también durante y después.

Enfoque cuantitativo

El enfoque cualitativo toma como base las mediciones numéricas. En este caso, la prueba de hipótesis es fundamental. Durante la observación del proceso, recolecta datos y los analiza para responder a la pregunta de la investigación. Para ello emplea la medición de parámetros, la obtención de frecuencias, de estadígrafos… Es el enfoque preferido para fenómenos que pueden medirse y cuantificarse.

División de la metodología de la investigación

1. Selección del tema: Se realiza una revisión bibliográfica de la información ya existente del tema sobre el cual harás tu investigación. Es importante hacer esta revisión tomando en cuenta los textos más actualizados que existan sobre el tópico.

2. Planteamiento del problema: Una vez identificada la información existente, se plantea el problema a resolver en el estudio usando un enunciado interrogativo.

3. Marco teórico: Aquí se colocan todas las teorías y antecedentes de información existente. Estas serán tus bases teóricas para sustentar el estudio, así como poder justificar toda la investigación.

4. Justificación: Como se expone en el marco teórico, el estudio tiene que ser justificado y es aquí donde planteas el porqué de tu estudio, su relevancia y porqué es importante. Es crucial plantear interrogantes que validen los beneficios de la investigación y en qué contribuye.

5. Hipótesis: Se debe el plantear y enunciar de forma concreta la posible resolución al problema que inspiró esta investigación.

6. Objetivos: Se establece la ruta para poder comprobar la hipótesis, los objetivos deben ser claros y buscar resolver el estudio.

7. Selección de la metodología: Se eligen las técnicas para realizar la investigación y recopilar datos pertinentes, pueden utilizarse entrevistas, cuestionarios y diarios de campo.

8. Conclusión: La conclusión es la resolución de la hipótesis expuesta en el estudio, se pueden plantear los hallazgos descubiertos por la investigación, así como defender la postura del estudio.

Tipos de investigación

Existen tantos tipos de investigación como enfoques específicos sobre el proceso de la investigación, es decir, que para clasificar la investigación debemos atender aspectos distintos de la misma

Según sus fuentes de información

  • Investigación documental. Aquella que emplea libros, documentos y otras fuentes documentales (escritas, audiovisuales, sonoras, etc.) como fuente de saberes. Es el caso de las monografías sobre temas históricos, por ejemplo.
  • Investigación experimental. Aquellas que se proponen replicar en un ambiente controlado algún tipo de fenómeno que se da en la naturaleza, para poder comprender el modo en que ocurre y los factores que intervienen en él, obteniendo resultados predecibles o medibles. Es el caso de los estudios de laboratorio para desarrollar nuevos fármacos con los que combatir enfermedades incurables.
  • Investigación de campo. Aquellas que “salen” al mundo real y proceden allí a realizar sus investigaciones, involucrando al observador directamente en la realidad estudiada. Emplean encuestas, sondeos y ese tipo de herramientas. Es lo que ocurre con los estudios antropológicos, estadísticos o las exploraciones de intención de voto.

Según la metodología

  • Investigación teórica. Sería el equivalente a una investigación “explicativa”, o sea, que averigua el porqué de las cosas y que intenta hallar razones, interpretaciones, argumentos y comprobaciones para las cosas que estudia. Es el caso, por ejemplo, de la investigación de los orígenes de la vida, mediante el ADN mitocondrial de las células de distintas especies.
  • Investigación descriptiva. También llamada investigación estadística, es aquella que intenta comprender la realidad aplicando un lenguaje formal para levantar información, o sea, registrando el mundo mediante herramientas conceptuales, sin necesariamente obtener respuestas al porqué de las cosas, sino estudiar la proporción  en la que se dan. Es lo que ocurre, por ejemplo, con los estudios de mercadotecnia, con los sondeos electorales o con los estudios de  salud publica.
  • Investigación analítica. Se trata de una investigación que parte de ciertas hipótesis y busca comprobarlas o refutarlas, mediante la aplicación de los conocimientos teóricos a casos tipo o a escenarios experimentales controlados, para así poder establecer la relación entre un conjunto de variables y un conjunto de resultados. Se trata de una profundización de la investigación descriptiva. Es el caso de las investigaciones experimentales con sujetos de prueba, como las pruebas de vacunas o los tests farmacológicos.
  • Investigación exploratoria. Aquella que aspira solamente a captar una imagen muy general del problema y servir de base para futuras y más complejas exploraciones, o bien para la formulación de una hipótesis científica que abra nuevos campos experimentales. Por ejemplo, son de este tipo las investigaciones sobre nuevos materiales o la exploración de los planetas distantes.
Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Licenciada en Educación con Posgrado en Desarrollo e Integración Infantil. Y docente en Preparatoria Municipal ¨Omar Osvaldo Romo Covarrubias¨