ESTUCTURA DE TEXTOS ARGUMENTATIVOS.

28 0

ESTRUCTURA DE LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS

¿CÓMO ES UN TEXTO ARGUMENTATIVO?

Al igual que en muchos otros textos, el texto argumentativo posee una estructura externa y una estructura interna.

  1. Su estructura externa está formada primordialmente tres partes: la introducción, el desarrollo y la conclusión. En la introducción se presenta la tesis o afirmación, mientras que el desarrollo vendría a representar el debate o el enfrentamiento argumentativo entre dos o más sujetos, finalmente la conclusión representa el resultado de la argumentación, es decir si el emisor logró o no convencer al receptor acerca de algo.
  2. La estructura interna está formada por cuatro elementos: La tesis, la base, la garantía y el respaldo. Una buena argumentación debería implicar siempre la presencia de estos cuatro elementos, ya sea de forma explícita o velada.
    1.  La tesis es la afirmación, la cual debe ser defendida por el emisor a través de argumentos. Por ejemplo: “ese equipo ganará el campeonato”
    1. La base representa el primer argumento y responde a la pregunta ¿por qué? Por ejemplo: “porque el equipo hasta ahora va invicto en todo el campeonato”
    1. La Garantía justifica la relación entre la afirmación y la base. Puede estar sustentada por una generalización, pero que no sea controversial. “Toda la gente sabe que si un equipo va invicto tiene muchas posibilidades de ganar”
    1.  El Respaldo es un dato comprobable que permite darle un sustento firme a la afirmación, con un buen respaldo un argumento es difícilmente rebatible. Por ejemplo “los datos de la revista deportiva indican que éste equipo es el que más campeonatos ha ganado a lo largo de la historia”

CARACTERÍSTICAS DE UN TEXTO ARGUMENTATIVO.

Los textos argumentativos se caracterizan por:

  • Tener una intención persuasiva, o sea, querer convencer al lector de algo.
  • Emplear argumentos para convencer, que son proposiciones razonadas mediante la exposición paulatina y cuidadosa de información, acompañada de su interpretación deseada.
  • Organiza su contenido del modo más conveniente para el fin buscado.
  • Echa mano a estrategias típicas de otros tipos de texto (expositivo, narrativo).
  • No siempre responden a una secuencia argumentativa formal, especialmente cuando se trata de la lengua hablada.
  • Puede emplear distintos tipos de argumentos: lógicos, emocionales o afectivos.
Mauro Adán

Mauro Adán

Licenciado en Comunicación e Imagen Pública, con diplomado en Proyectos de Investigación Profesional, docente de la Preparatoria Municipal Omar Osvaldo Romo Covarrubias.