LITERATURA I

13 0

FIGURAS LITERARIAS

Las figuras literarias, tropos o figuras retóricas, son una serie de giros del lenguaje que se emplean para embellecer el discurso, especialmente en el contexto de la oratoria y de la literatura, alterando significativamente el modo común y cotidiano de emplear el idioma. Suelen usarse con fines estéticos o persuasivos, como parte de un discurso elaborado, y hacen énfasis en la función poética del lenguaje: la que se centra en el modo de transmitir el mensaje por encima de todo lo demás. También puede hallárselas en el lenguaje coloquial, a manera de giros creativos o lúdicos.

Un catálogo completo de las figuras literarias sería sumamente extenso, ya que se registran decenas de ellas. Las más conocidas y empleadas frecuentemente son:

Metáfora y símil. Van juntos porque se trata de comparaciones: se coteja directa o indirectamente dos términos para resaltar alguna cualidad entre ellos, ya sea por semejanza, diferencia, sentido figurado, etc. La metáfora lo hace de modo directo, sustituyendo términos; el símil indirectamente, con un nexo comparativo: “como”, “semejante a”, etc.

  • Ejemplo: “Las nieves del tiempo en su cabeza” (para referir a las canas) “Sus cabellos eran blancos como la nieve”

Hipérbole. Se trata de una exageración con propósitos expresivos: para enfatizar o minimizar algún rasgo particular de algo.

  • Ejemplo: “Te lo dije millones de veces” (fueron muchas)

Metonimia. Una forma de metáfora, en que se toma el nombre de una cosa por el de otra, con la cual está emparentada o tiene un nexo de cercanía o pertenencia.

  • Ejemplo: “¿Vamos al peruano de la esquina?” (Al restaurante peruano)

Sinécdoque. Otra forma de metáfora, pero esta vez toma el nombre de algo por la categoría mayor a la que pertenece (como especie, grupo, etc.) o sea, toma el nombre de una parte por el todo.

  • Ejemplo: “Sin trabajo y con cuatro bocas que alimentar” (cuatro hijos)

Personificación. Consiste en atribuir propiedades humanas a un objeto inanimado o a un animal.

  • Ejemplo: “El río corre veloz por la ladera”

Anáfora. Consiste en la repetición rítmica de sonidos o sílabas dentro de un verso o una frase.

  • Ejemplo: “Tú y tus miedos. Tú y tus fracasos. Tú y tus ganas de perder.”

Alegoría. Ocurre cuando nos referimos a algo sin nombrarlo, sino a través de un conjunto de asociaciones metafóricas o alusiones indirectas.

  • Ejemplo: “Cuando te fuiste, lo perdí todo” (sufrió mucho)

Hipérbaton. En este caso el orden tradicional de la oración se altera para permitir una expresión más singular, ya sea ajustándose a la métrica (como en la poesía rimada) o no.

  • Ejemplo: “En tu boca un dulce beso colgué”

Onomatopeya. Consiste en la representación verbal de un sonido mediante su equivalente hablado.

  • Ejemplo: “Tic, toc” (el reloj)

Sinestesia. Se atribuye una sensación (táctil, olfativa, auditiva, etc.) a un objeto o una situación a la que normalmente no corresponde.

  • Ejemplos: “Era un libro que olía a cadáveres”
Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Iris Cristal Torrecillas Arredondo

Licenciada en Educación con Posgrado en Desarrollo e Integración Infantil. Y docente en Preparatoria Municipal ¨Omar Osvaldo Romo Covarrubias¨